Manual de la nave.

En Todas las página de esta nave encontraras varios menús, aquí se explica cómo usarlos, justo debajo están los capítulos, cada uno tiene tres canciones a elegir, a la derecha está el contador de visitas.
"Únete a la tripulación de la nave": solo tienes que pinchar al enlace "seguir", es necesario tener una de las cuentas de gmail, AIM, Yahoo, Netlog o Open ID.
“Diario de una tuerca”: La vista satírica de una tuerca de la nave sobre el propio blog.
"Mapa de la nave": para poder ir a la parte del relato que más desees.
"Siempre agradecido": Agradecimiento a la gente que me ha ido apoyado.
"Paginas interesantes": Enlaces a otras páginas.
Las palabras que vallas encontrando en rojo o en blanco son enlaces que explicaran el significado de esa palabra o en caso de ser un nombre te mostraran una ficha sobre el personaje.
Espero que este apartado te sirva de ayuda.

Se busca escritores y dibujantes.

Es preciso de escritores
y dibujantes para revista de literatura donde se hablaran de géneros
como fantasía, ciencia ficción, comic, manga...
Requisitos:
1 Tener ganas de
trabajar.
2 Cuidar las faltas
ortográficas (todos podemos tener algún defecto pero por lo menos
intentar corregirlas).
3 Cumplido con la tarea
impuesta sin retrasos.
4 No buscar crear
escándalos.
La revista será en un
principio para todos los públicos y apolítica, no se admitirán
artículos o dibujos, soeces o que puedan ofender a alguien.
Si estáis interesados
enviar correo a “argamofe@hotmail.com
con una dirección electrónico, un nombre (no tiene porque ser el
real, puede ser un apodo que será utilizado para firmar los
artículos o dibujos que se expondrán) en caso de querer ser
escritor con una pequeña explicación de vuestros gustos literarios,
un libro que os influyera, motivos por los que creéis que lo hizo y
por que críes que merece la pena ser leído, en caso de querer ser
dibujante con un dibujo que exponga un libro que os llego a llamar
mucho la atención.

21 nov. 2015

Novena parte: Encerrado en casa.



Unió dos cables, de un maletín de emergencias saco un pequeño aparato con el que atrapo la zona en la que se tocaban ambos, apretó un botón azul, los cables se cubrieron por un material que se adhería al rededor tapando toda la parte que se había quedo descubierta, cerró con cuidado la caja y la encendió.
Era un aparato algo rudimentario, Zioxtf no tenía tanta experiencia como Jimt el cual de seguro que podría crear una maquina mucho mejor pero sus conocimientos no daban para más.
La pantalla de color negro se encendió, unas filas de letras empezaron a correr delante de sus ojos, miro a un pedazo de carne cocinada en un fuego prehistórico, nada que ver con los alimentos cocinados en las cocinas precisas de la nave, solo tenía que mirar algunas de las partes que estaba quemadas y otras apenas hechas, era más fácil con los mezcladores o aquellos aparatos que mezclaban las cadenas de ADN para fusionarlos y crear comidas micrococinadas y no con aquel ridículo fuego, ya nadie lo hacía sin tener en cuenta que la carne era creada y tratada por científicos, la llamada "carne fresca" era muy cara debido a los grandes impuestos que había que pagar para poder tratarla aunque después se vendiera a precios desorbitados.
Intento centrarse en su trabajo, cuando despertó pasado el accidente lo primero que hizo fue inspeccionar la zona, después de pensar mucho, intento cavar un agujero profundo pero le fue imposible dado que no tenía las herramientas adecuadas, así pues busco la piedra más grande que pudo y se subió a un árbol, espero durante horas hasta que un animal paso debajo suya, entonces arrojo la piedra con todas sus fuerzas, consiguió golpear la cabeza del extraño animal que empezó a sangran de forma copiosa.
Se arrojo al suelo, el animal aterrado intento morderle pero él se defendió con patadas teniendo cuidando de mantenerse lo suficientemente lejos, al final la criatura exhalo su último suspiro y murió.
Ahora que veía el trozo de carne recordó lo mucho que le había costado, espero no tener que volver hacerlo, observo la pantalla que seguía cargando, el programa detectaba sistemas eléctricos, todas las capsulas de las naves tenían algún aparato que generaba electricidad y a lo mejor había alguien que viviera en aquel planeta y que pudiera prestarle ayuda.
Por fin termino el programa de instalarse y Zioxtf se dio cuenta que había varios sistemas cercanos a donde él había caído, quizás cuando saliera el sol podría encontrarse con alguien, mordió un trozo de carne y lo mastico despacio saboreando despacio cada bocado, no era un mangar pero era mejor que pasar hambre.
Intento organizarse pero no había nada que pudiera hacer así que se tumbo y intento dormir, el silencio le molesto, cuando solían estar en la nave siempre había algo que sonaba, uno terminaba acostumbrándose y en cierto modo ayudaban a tranquilizar los nervios, miro la maquina, había una capsula que no estaba demasiado lejos, quizás si se daba prisa podría llegar a ella, lo peor que le podía pasar es que no hubiera nadie, se levanto y se quedo delante de la puerta de emergencia, si una fiera salia a su encuentro podría intentar atacarle y él no tenía nada con que defenderse.
Sabía que tenía que hacer, tarde o temprano amanecería y podría salir de forma más segura, puso su mano sobre la puerta y se quedo quieto sin pensar en nada.

17 dic. 2012

Octava parte: Volviendo a empezar.



Wül miraba extrañada aquel chico que no había tenido ninguna delicadeza con ella cuando se vieran por primera vez, según le conocía le resultaba más raro, había creado un invento para poder encontrar las cápsulas de la nave que se habían segregado al entrar en el planeta.
Era tanto el mino y cariño con que dispuso en el dispositivo...al contrario que cuando se conocieron, ella veía absorbida por cada movimiento del joven como se había ido transformando lo que les ayudaría a encontrar al resto de la tripulación de unos simples cables y placas en un aparato que aunque rudimentario sería eficaz.
-Hay algo que quiero decirte y que no está sujeto a disputa, este planeta está habitado por animales peligrosos, mientras que estemos en este refugió o se esté en una cápsula de salvamento de la nave no se corre peligro pero salir de noche es una estupidez.
-Mi enfermedad solo me permite que salga de noche...-Empezó a decir pero le interrumpió Jonás.
-Es por eso que tendrás que esperar a que Eyiil y yo encontremos al resto de la tripulación.
-¿Y no habría alguna forma de que pudiéramos salir de noche?
-Es demasiado peligroso y no hay medios para que nadie pudiera salir sin que se arriesgara, por otra parte aunque tú pudieras salir de noche sin resultar herida y llegar hasta las cápsulas de la nave ¿Comó podrías traer de vuelta al superviviente de una forma totalmente segura?
Wül suspiro, apareció el compañero de Jonás, él cual le había llamado Jorge Repevi.
-Señor J, tengo que hablarle-Al ver a Wül no dijo nada más.
-Te he dicho que no me llames "señor" ¿Es sobre la ropa?
-Sí, señor.
-No, señor no.
-De acuerdo, discúlpeme.
Ambos se fueron dejando a Wül con el rastreador de cápsulas, era algo sencillo, una pantalla táctil de 5 pulgadas, podía sujetarlo con una solo mano, registraba cualquier rastro de señales, de cualquier tipo, al igual que las emitía para registrar como chocaban y así poder tener un mapa preciso del entorno cercano, en la pantalla mostraba las cápsulas, el usuario las seleccionaba, ella probo con la que creyó más cerca, en parte de abajo apareció su ubicación exacta a partir del punto donde se encontraba Wül y coordenadas para llegar hasta ella y evitar unas pequeñas reseñas sobre posibles obstáculos.
Había una capsula  que estaba bastante cerca, salió del estudió y fue hasta el salón, allí se encontraban el robot que ella se había tropezado en la nave y Eyiil, parecían estar discutiendo.
-Pero, "yo pienso, luego existo" como manifestó René Descartes.
-Me da igual que razones, eso no te transforma en un ser humano.
-¿Y qué te hace humana a ti?
-Que tengo órganos internos-Dijo ella furiosa.
-Y yo sistemas electrónicos, al igual que tu corazón late para repartir la sangre yo tengo "organismos" que "laten" para repartir la electricidad.
-Pero mi sangre lleva oxigeno-Dijo ella como si hubiera dado una estocada a un enemigo temible.
-La mía información.
-La electricidad no es sangre.
-Pero es necesaria para que viva.
-¡Tu no estas vivo! Solo eres una máquina, solo un ser electrodoméstico capaz de razonar.
-Capaz de razonar y diferenciar entre el bien y el mal-La voz era la de Jonás, a su lado se encontraba Jorge-¿Que nos diferencia a los animales de los seres humanos si no es el entendimiento?
-Un ser humano puede crear arte-Eyiil se notaba terriblemente molesta.
-No todos-Sentenció en tono burlón Jonás.
-Pero Jonás puede crear una máquina que nos ayude a buscar a nuestro compañeros-Wül no pudo evitar hablar pero después se sintió como una niña pequeña que intenta compararse con los mayores más dotados de sabiduría.
-Cierto, pero no es lo mismo que dibujar un paisaje-Retomo Eyiil que parecía perder los nervios-El dar alma a algo.
-¿Puedes crear vida?-Pregunto el robot a Jonás.
-Sí, supongo que se podría llamar "vida robótica".
-Hacedor de vida-Sentencio el robot como si hablara con un ser superior.
-Yo no me llamaría así...
-Señor J, le recuerdo que tenemos que ir a por aquellas piezas si quiere que terminemos hoy el "proyecto".
-Te dije que no me llames "señor"-Jonás se vio bastante molesto-Somos iguales.
-Perdone que me entrometa-Eyiil se puso delante de Jonás-Señor John Cristian, pero como segundo al mando de la nave y responsable de las vidas de los tripulantes que están en la nave tengo que preguntarle ¿Que es ese proyecto?
-Nada importante-Dijo poniéndose andar-Solo algo que cree para la señorita Miccaella.
-¿Para mí?-Wül no pudo evitar sentir sorpresa.
Tanto Jonás como Jorge desaparecieron de la habitación por una puerta, Eyiil intento abrirla pero estaba cerrada.
-No me gusta que me traten así-Farfullo-Wül, ten cuidado, es cierto que nos ayudaron pero no podemos saber que planean y si son peligrosos.
-Pero Jo...John Cristian nos ayudó y si hubiera querido hacernos daño ¿Por qué no hacerlo ya?-Se sintió culpable por no haberle contado a sus dos superiores la verdad pero no estaba segura que eso fuera lo justo para alguien que había confiado en ella.
-Solo te digo que no bajes la guardia.
Wül volvió a sentirse como una niña pequeña sin que le parara de venir a la cabeza las últimas palabras de Jonás ¿Que era ese proyecto?
 

En la oscuridad de la celda Quturcomercioncinlit, el que fuera el psicólogo de la nave se sentía más relajado, aunque los días habían pasado sin que hubiera probado un bocado el hambre no le había molestado ¿Cual fue aquella vez que se pasó tanto tiempo sin comer? No podía recordarlo bien, aunque solo tenía 134 años, 1 mes y 34 días, su memoria no era como antes...
Se alegró que por lo menos había conseguido información veraz aunque no fuera suficiente...quizás más adelante podría volver a empezar de cero pero estaba vez elegiría otra profesión, la de psicólogo no era mala pero tardaría mucho en demostrar que estaba capacitado y tendría que esperar que la asociación espacial le pusiera en contacto con un piloto para que este aceptase a tenerlo como psicólogo de la nave.
Cinco días, le había venido a la memoria de repente, cinco días estuvo sin comer...bien mirado tan poco era tanto...

6 may. 2012

Séptima parte: Entrelazando el pasado.



Yuki Kajiura tocando Grandpa's violin-Haggrad tocando Awaking the centuries-Harpo tocando música victoriana.
Wül podía escuchar un suave sonido pero no estaba segura de que se trataba, parecía como si fueran...cuerdas rozándose de forma ligera con...era tan melancólico y lleno de ternura, las notas se alargaban y cortaban de forma suave... abrió los ojos despacio, estaba en una pequeña habitación donde la escasa luz provenía de una pequeña lampara extraña, parecía tener una base circular, encima sobresalía una lamina en forma de cono sin punta, estaba puesta cerca de donde ella se encontraba, en un pequeño mueble a su derecha, siguió recorriendo la habitación con la mirada, en la pared una ventana estaba totalmente sellada con tablones de lo ella juraría era ¿Madera? Todo parecía estar creado de madera.
Solo había escuchado hablar de aquel material en muy raras ocasiones dado que el gobierno galáctico había prohibido el manejo de cualquier elemento que no fuera plástico, hierro o de origen sintético, la madera estaba descartada y solo podría ser utilizada en pequeñas cantidades y sobre el estricto control del estado lo cual había creado que fuera un material muy caro.
Sus ojos continuaron registrando aquella habitación, en un rincón había un chico de mediana estatura de cabellera larga y rojiza que sostenía con una mano un extraño instrumento mientras que lo sujetaba con el hombro y el mentón la parte más baja, el objeto tenía forma de ocho, dos círculos alargados que se unían a través de dos aperturas circulares a los lados, sobre un rectángulo que había en el medio estaban apoyadas unas cuerdas que rozaba con un raro palo del que se sostenía una cuerda rígida blanca.
Al lado de este estaba un chico de piel oscura, ambos llevaban ropas de una tela extraña, parecía fina, el de la piel oscura le indico al otro que ella se había despertado, el pelirrojo sonrió y miro a la puerta, el otro se puso en la entrada dándole la espalda.
-No hay nadie cerca-Le informo.
-Veo que por fin regresaste en ti.
Ella recordó entonces todo, el accidente, como habían entrado en colisión, creía que algo la había agarrado en el ultimo momento antes...¿De que perdiera el conocimiento? Seguramente al entrar en la atmósfera con el hecho de que fuera de día había provocado que se quedara en un estado de profundo sueño como ya le había pasado en otras ocasiones...
-¿Donde están todos los tripulantes de la nave?-Dijo apunto de levantarse pero él joven pelirrojo la detuvo.
-Antes de nada me gustaría aclarar algunas cosas...tienes una enfermedad bastante peligrosa, según lo que e podido hablar con la segundo al mando de la nave no la utilizas para tu propio provecho, por lo que puedo deducir que no eres una amenaza, esa enfermedad que tienes también la posee el mecánico de la nave, mientras que él siente una lenta descomposición en su cuerpo tú no envejeces de forma normal, si no que más lenta, eres más rápida, fuerte y te puedes regenerar de cualquier herida.
Wül miro sorprendida aquel chico que no parecía tener el mínimo tacto.
-Pero...los demás.
-Todo a su tiempo, permite me que me presente, mi nombre es Jonás Jüliüs Roberto de Sade-Todo el cuerpo de ella tembló-Y espero que al igual que yo guardare tu secreto tu guardaras el mio, para ti a partir de ahora soy John Cristian Wood.
-¿Por qué me dices todo esto?
-Porqué yo no debería de saber sobre tu enfermedad, es lo justo.
-Pero sería peligroso que una desconocida supiera sobre tu verdadera identidad.
-Puede ser, aun así es lo justo, yo se un secreto tuyo, tu sabes uno mio, por otra parte estaré poco tiempo con vosotros, pero correspondiendo a tu pregunta, tanto el primero de  nave como la segunda al mando de están a salvo, también esta el robot de abordo, aunque creo que ninguno sabia de su existencia, cosa extraña...
-¿Y el resto de la tripulación?
-Estamos trabajando para encontrarlos, a ti te encontramos en un estado de profundo coma, necesitaste de varias transfusiones-Le señalo un brazalete que tenía en el brazo del cual sobresalía una pantalla en las que se marcaban sus constantes vitales, Wül sabía muy bien que además se podía medir el daño producido en una persona en un accidente con aquel instrumento.
-¿Pero como supiste que tipo de sangre tenías que inyectarme?
-Tienes el virus VR1, da igual el tipo de sangre y antes que me preguntes de donde saque la sangre te diré que es mía, aunque tratada, yo mismo me la saque tiempo atrás y la purifique para hacer experimentos dado que tiene una pequeña contaminación y si no hubiera sido "limpiada" antes de inyectártela ahora mismo estarías seguramente muerta.
-Eso es imposible, desde que llevo estudiando mi sangre e podido ver como es capaz de cambiar cualquier tipo de veneno.
-A el que yo estoy acostumbrado no, el virus es lo que un aprendiz en medicina llamaría "retrovirus", toma el cuerpo en el que esta y lo va cambiando poco a poco hasta mejorarlo y convertir la sangre de su inquilino en el propio virus, después cualquier veneno que este ingiera es cambiado su adn hasta que no es nocivo para el nuevo cuerpo pero el "veneno" que yo me inyecto es diferente, este virus a diferencia de todos no ataca el cuerpo ni a las defensas si no que crea copias de los organismos más débiles y los multiplica.
-Pero ese virus se utiliza en casos muy graves de afectados por mutación o intoxicación.
-Fue llamado covirus y su creador no pudo imaginarse que pudiera ser dañino para el cuerpo.
-Si se utilización de forma prolongada en personas sanas hará que estas se sientan cada vez más enfermas y que poco a poco vallan muriendo.
-Si lo mezclas con V.R 7882 y M.X 924 el proceso disminuye de forma drástica.
-Pero no desaparece, además el cuerpo se termina acostumbrando a la droga y cada vez pide más.
Jonás la miro extrañado durante unos segundos después sonrió.
-Cuando me inyecte por primera vez lo hice para evitar ser infectado por el virus VR1, aunque dudo que sea exactamente el mismo...aun así me sirvió.
-Es cierto que si fueras infectado, nada más entrar el virus en tu cuerpo este se vería en un anfitrión que copia todas las partes de su adn débiles y que al intentar transformarse con el virus que ya existe en ti terminara por auto destruirse...pero es una teoría algo efímera y no se si funcionaria muy bien además de ser demasiado peligroso.
-Cuando la probé no tenía otra...
-Se acerca alguien-Le interrumpió el chico de piel oscura-Dos personas.
En la habitación entro Eyiil y el capitán, ambos tenía puestas unas extrañas ropas parecidas a las misma que llevaba Jonás, unas camisas que por el medio llevaba una fila de círculos, una de un color blanco y la otra era negra, unos pantalones que parecían algo rígidos de color azul claro  los de Eyiil y los del capitán negros y lo que se le antojo a Wül como un antiguo calzado que solo disponía de la suela y de unas cuerdas que sujetaban el pie pasando por encima de los dedos y el tobillo, Wül salto y los abrazo fuertes a ambos, Jonás la obligo a que se tumbara de nuevo, ella accedió a regañadientes.
-Has de descansar-Le ordeno el capitán-Nos queda mucho trabajo por hacer.

A lo lejos una de las partes de la nave se encontraba encallada en una ciénaga, en el interior, el psicólogo de la nave se encontraba aturdido, intentaba ponerse cómodo y lo estaba con sus brazos y piernas bien estiradas contra las paredes del interior.

14 feb. 2011

Sexta parte: Preludio de un encuentro algo accidentado.

Wül miro el traje, por fin había terminado, no podía creerlo, después de tantos estudios, de tanta búsqueda de datos en la gran ventana...por fín todo había dado sus frutos…al fin podría devolverle la gran ayuda que un día Jimt le había dado cuando perdió el control de su cuerpo y se transformo en aquel…unas lágrimas le surcaron la cara, un recuerdo de paredes llenas de sangre, ojos vacíos…sin vida, se sentó y dejo el traje encima de una esfera redonda que empezó a emitir unos extraños ruiditos de los que ella no se dio cuenta.
Lo mejor era olvidar aquel día en que la bestia consiguió salir de sus entrañas, antes moriría que volver hacer daño a otra persona aunque odiara a esa persona.
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
Con el odio del recuerdo del pasado Jonás miraba al que sería su nuevo compañero, empezó a pensar si aquello tenía sentido, ya no podría vengar a Esty, las cosas habían cambiado tanto que sería increíble que saliera de aquel planeta, después de todo el área 0 ya no le encontraría allí, detestaba reconocerlo pero era tonto pensar en vendetas del pasado en su situación, estaba a salvo y aunque consiguiera la venganza ¿De que le serviría? Ya había muerto su amada Hachi, ellos se encargarían de matar a su familia y conocidos si intentaba algo...lo mejor era olvidar todo, miro al androide, este estaba tumbado con los ojos cerrados, de pelo corto y moreno, piel oscura, de cuerpo fibroso y músculos marcados, era sin duda una obra de arte que no le faltaba el menor detalle, la antítesis física de él mismo partiendo de las mismas medidas de un cuerpo igual al suyo, con cuidado marco con un instrumento una pequeña marca en el lado derecho del abdomen y otro en el muslo izquierdo para que parecieran dos cicatrices, todo ser humano tenía alguna marca, el androide abrió los ojos.
-Señor J ¿Por fin soy humano?
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
La segunda persona al mando de la nave, Eyiil había terminado por fin, sin duda se había mejorado a si misma, rellenado las maquinas de distribución de alimentación, revisado todos los datos de navegación que Zioxft le había enviado, hacer por ordenador todos los posibles cálculos sobre errores que se podrían producir, no quedaba nada que hacer salvo informar al capitán, abrió el correo interno de la nave, marco el nombre del capitán y empezó a escribir, utilizaria todas sus armas de mujer.
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
Zioxtf descargo la espada sobre su feroz enemigo, este consiguió bloquear el ataque en el ultimo momento, las armas chirriaron de forma estridente por todo el castillo de grises paredes, consiguió encajar una patada en el pecho de Sir Guillermo que cayo de espaldas.
-Dime quien es tu cómplice-Dijo una voz ruda desde su casco.
El amasijo de hierros que era la armadura de Sir Guillermo pareció mirarle pidiendo clemencia.
-Jamás.
La espada se hundió en el muslo entre dos placas de hierro, el señor del castillo emitió un grito desgarrador.
-Dilo.
La habitación se lleno de hombres armados, Zioxtf sonrió, por fin el juego se ponía interesante, saco la espada y se preparo para no dar ni un paso atras.
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
Wül retrocedió en el último momento cuando la esfera se empezó a estirar, apretó con fuerza contra su pecho el traje y camino hacia atras mientras que veía como de la esfera salían dos brazos armados con lo que parecían cañones de gran potencia.
Nombre y rango-Dijo el extraño robot con voz entrecortada.
Ella titubeo hasta que sus palabras apenas pudieron ser expulsadas por su boca.
Buscando información…Wül Miccaella, profesión medico de la nave, ojos castaños con destellos rojos, melena larga morena con brillos rojizos, altura 1’60, pecho 85, cintura 60, cadera 92, peso 48, enfermedad sin catalogar, síntomas, necesaria la ingesta de sangre, el sol le produce quemaduras graves y un estado comatoso, su cuerpo se regenera en poco tiempo en un 100%, nivel de permiso 3, se le permite la entrada en todas las áreas de la nave.
Bajo las armas y pareció quedarsé apagado, Wül siguio andando hacia atras intentando no perder de vista aquella cosa.
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
No podía creerlo, las cosas se habían complicado demasiado, el capitán se sentó y se puso los cinturones de seguridad, Eyiil a su lado como segunda al cargo de la nave tambien se preparo, estaban en un campo de satelites.
-Nave, quiero dar un mensaje a toda los tripulantes.
Cuando desee capitán.
-A todos los tripulantes de la nave, repito a TODOS, dejar lo que tengaís que hacer y preparaos para colisionar, hemos entrado en un campo de asteroides, repito PONEROS EL ARNES DE PROTECIÓN ESTES DONDE ESTEIS.
* ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** * ** *** ** *
La nave consiguio esquivar un asteroide pero un segundo meteorito salió de repente de la nada y golpeo la nave, los sistemas empezaron a fallar en un 20%, la nave se dirigio a una zona donde el espacio entre meteoritos era minusculo, todos los tripulantes menos el capitán pensarón una cosa "justo en este maldito y preciso momento..." el capitán era más practico, solo pensó "espero que la caida seá mejor que mi primer aterrizaje", mientras, aquel que habia decidido ser un naufrago en un planeta lejano penso "demasiado pronto...o quizas demasiado tarde...".
En una de las celdas algo se estremeció para después estirarse como una explosión ocupándola por completo...

4 oct. 2010

Quinta parte: Señor Q


Autoretratro de Escher Chico y Harpo tocando el piano-Yuki Kajiura You are my love-Mago de Oz tocando Csardas.
Zioxtf miraba al techo, era mejor que observar las paredes, no había ni un solo rincón que no estuviera cubierto por extraños dibujos negros y blancos que parecían retorcerse y estirarse en fuertes convulsiones.
-Querido señor Zioxtf cuénteme como fue su infancia.
-Preferiría que nos ciñéramos a los test.
-Por favor señor Zioxtf...esos odiosos test son tan llanos y sin sentido.
-Por eso los prefiero.
Qut suspiro, acaricio su pequeña barba gris con vetas negras, su pelo blanco hacían que sus ojos color almendra llamaran la atención como si no encajar en aquel rostro, hasta el punto de dar la sensación de que el iris iba a salir en cualquier momento y moverse libre por la habitación, dio la vuelta a una placa de su mesa, una pantalla horizontal de color azul claro apareció enfrente de Qut, en la placa se dibujaron unas letras en dorado, después de teclear durante unos segundo empezó hablar.
-Nombre.
-Nombre completo señor Zioxtf Junik.
-Zioxtf Junik Koir-Dijo con una sonrisa en la cara.
Qut miro al hombre de pelo plateado apagado y ojos gris invernal que estaba tumbado, su vestimenta totalmente oscura y su forma de aparentar que todo le importaba poco, incluso cuando denotaba que no fuera así..., suspiro y introdujo el nombre en el ordenador, apareció varias preguntas con cuatro posibles respuestas.
-Señor Zioxtf ¿Qué tipo de animal le gustaría ser? a) un felino b) un anfibio c) un ave d) un mamífero.
-Falta uno, humanoide.
-Señor Zioxtf, aunque es cierto que todo el que tenga forma humana es considerado humanoide, ya sea proveniente del planeta natal, del planeta Grisol como es su caso, del planeta Mirgo o un híbrido de dos de los tres que se saben tienen vida...eso no quita que las tres razas son y serán siempre mamíferos, además no se trata de enumerar los tipos de vida que hay dado que entonces se necesitarían bastante más que cuatro o cinco opciones...se trata de elegir una entre cuatro.
-Entonces sería...supongo que un felino.
-Si tuviera que elegir entre matar alguien ¿A quién eligiera? a) un familiar cercano b) un familiar lejano c) a la persona amada d) o un amigo.
-Sigue faltando una, al loquero que me está haciendo este test.
-¿Y cómo me mataría señor Zioxtf?
-¿Le obligaría hacer un test?
-¿Qué tipo de test?
-Dije este test.
-Entiendo, pero fue usted quien insistió en hacerlo así que por favor, responda una de las cuatro opciones.
-D.
La puerta se abrió, Zioxtf miro, una chica de pelo largo moreno con destellos rojizos y ojos castaños de mirada intensa entro en la celda, el doctor Qut pareció cambiarle la cara por una persona más afable, sus ojos severos parecieron volverse cariñosos y comprensivos y las facciones rezumar felicidad y tranquilidad al punto que aparentaba ser un simpático ancianito contento de ver a su nieta.
-Pero si es mi adora Miccaella ¿Que te ha traído a mi consulta?
-Para dos cosas, decirle que sintiéndolo mucho hoy no podremos jugar a los acertijos estaré muy ocupada y la segunda es porque vengo a ver al señor-Miro un pequeño aparato de forma rectangular-Señor Zioxtf Junit Koir-Observo al experto en rutas galácticas que pareció quedarse helado ante la mirada de Wül-Espero que la próxima vez que tenga que ir a visitarle no tenga que ir detrás suya y sea tan amable de venir usted a la consulta.
-Le aseguro que si usted me llama iré pero llámame Junit, todos me llaman así.
-A mí no me deja-Dijo el doctor en tono divertido-La ultima vez incluso me amenazo con lesionarme gravemente.
Zioxtf se levantó de un salto y fue hasta donde estaba Wül intentando no mostrar sus verdaderos sentimientos y su ansiedad.
-Bueno, que es lo que tengo que hacer.
-Nada señor Junit Koir, solo estarse quito.
Saco un pequeño aparato que emitió unas ondas de varios colores que recorrieron el cuerpo de Zioxtf, sonó tres pitidos secos y agudos, Wül miro la máquina y después de acariciarla y golpearla de forma suave con las yemas de sus dedos miro de nuevo a su paciente.
-Muy bien señor Junit Koir, está totalmente sano, ha pasado la prueba semanal que tanto reusaba, felicidades-Miro al doctor y después de sonreírle dijo-Bueno señor Q, espero que mañana si podamos jugar a las adivinanzas.
-Le dejo una para mañana, soy eterno como el tiempo pero me acorto rápido, soy importante pero la mayoría repara en mi tarde, soy el principio pero no el final...
-¿Soy eterno...el principio? Suena complejo.
-Es algo muy importante para todos nosotros y no le doy más pistas mi querida Miccaela dado que sé que la adivinara sin mi ayuda.
La joven se despidió y sin dejar de sonreír salió tan rápido que ninguno de los otros dos presentes pudieron decir nada.
-Bueno Junit seguimos con el test.
-Usted llámeme Zioxtf-Dijo mientras se tumbaba de nuevo-Y la respuesta a su estúpida pregunta es la vida.
Qut le miro con una mezcla de asombro y diversión, después de golpear unas pocas veces la mesa con sus dedos siguió.
-De acuerdo…señor Zioxtf ¿Dónde le gustaría más vivir? a) en una historia de fantasía b) en una película de fantasía c) en un juego virtual d) en la cabeza de alguien.
-E) en los pensamientos de alguien-Dijo mirando la puerta.

5 abr. 2010

Cuarta parte: Un nuevo trabajo.

J.Sebastian Bacht tocando Bach's crad canon-Requiem por un sueño-Joaquín Sabina comienza la función.

82-01-19 sintió en la cabeza un timbrazo fuerte mientras entraba en su celda, lo detestaba pero trabajar para el área 0 lo requería, era el precio por poder crear su arte, toco sobre su traje de color rojo escarlata mientras se sentaba en una silla, este se abrió por el cuello bajando por los brazos hasta que se quedaron libres, se quito las gafas de sol y las dejo encima de la mesa, parpadeo dos veces, un circulo que tenía rodeándole la pupila giro varias veces dando la sensación de que lo hacia la propia pupila, los ojos se le acostumbraron de inmediato a la luz.

-Venga de forma directa a mi despacho-Sonó una voz en su cabeza.

-Sí señor.

-Tiene veinte minutos para cambiarse, no más.

Abrió el armario dentro había varios bultos de ropa bien doblada y ordenada, cada uno compuesto por un pantalón, una camisa y a cada lado un zapato, todo del mismo color, rojo escarlata apagado, cogió uno de los montones y entro en una pequeña estancia donde solo había un recitáculo transparente redondo y alargado que llegaba desde el suelo hasta el techo, puso la mano encima y una lamina se fue hacia la derecha dejando un hueco por donde entrar, apoyo la mano en la pared y una parte del suelo subió, de unos 25 cm por 25 cm, dejo la ropa encima, se desnudo, toco la pared de la izquierda una parte se bajo hasta que se existió un oscuro agujero, tiro la ropa sucia por el hueco y entro dentro del limpiador, la puerta se cerró detrás suya, un chorro de color azul fue cayendo mojando todo su cuerpo, con una esponja gris se froto con fuerza para quitar la piel muerta, varios surtidores aplicaron aire en su cuerpo que empezó a ser rodeado por espuma, siguió frotándose, un chorro de un liquido anaranjado salió de arriba aclarando todo su cuerpo y secándolo, se giro y la puerta se abrió, tocó cada prenda para que se desplegara, se puso la camisa y el pantalón que se cerró automáticamente sin dejar rastro de aberturas, se calzo los lustrosos zapatos que se adhirieron a sus pies, volvió a la mesa y recogió las gafas de sol que le taparon los ojos y el espacio donde no había rastro de las cejas, se calo un sombrero en su desnuda cabeza y salió de la habitación para terminar andando por un pasillos de color gris apagado, giro varias veces por el laberíntico camino dejando aperturas a los lados según lo recorría, las paredes se ensancharon hasta que tuvo enfrente tres puertas, de izquierda a derecha eran roja, verde y plateada, abrió la puerta plateada, entro en una habitación rectangular de paredes totalmente plateadas, fue hasta el final donde había una pantalla, marco varios números, una luz paso por sus ojos, su boca y su oreja, la puerta se abrió, vio a una habitación ha oscuras de la que apenas se podía deslumbrar una mesa y una extraña figura sentada entre sombras.

-Gracias por presentarse tan pronto, espero que no se complicara su último trabajo.

-No señor.

-Los borradores dicen que no había tantas manchas de sangre…como la última vez.

-Todo bien señor.

-Ya…supongo que empieza a controlar su nuevo cuerpo…le he hecho llamar porque quiero que encuentre al sujeto 53-66-35, como sabe fue uno de los más destacados científicos del área 0 aun no sabemos cómo fue capaz de huir.

-Sí señor.

-Por lo visto se enamoro del sujeto 06-12-34, otra científico muy brillante-Espero para ver si 82-01-19 decía algo pero siguió callado-Fue uno de los hacker más brillantes con los que nos hemos tenido que enfrentar…ahora está desaparecido-Siguió esperando una respuesta sin éxito-Tendrás un compañero, trabaja de infiltrado entre la ciudadanía, es un ágil informático y gran piloto de naves, lo más importante tanto para usted como para su nuevo compañero es ante todo “no mate a nadie” excepto al sujeto 53-66-35 y solo si es absolutamente necesario.

-Trabajo mejor solo señor.

-No aceptare ninguna queja, tus nombres son 11 y Cet, el de su compañero es 03 y Mafurk el estará al cargo de la misión.

-Un brazo roto ayuda siempre señor.

-Nada de matar o desmembrar, solo al sujeto 53-66-35 y siendo totalmente necesario.

-Sí señor.

-¿Alguna pregunta?

-No señor.

-No será fácil pero usted y 03 son de lo mejor del área 0, podrán cazar a Jonás Jüliüs Robert de Sade, bueno, si no pueden...ya puede irse.

-Si señor.

19 nov. 2009

Tercera parte: El traje.

Groucho Marx y Frank Sinatra-The Rasmus toca Fool-Vanessa Mae tocando Nessum Dorma.
Wül detestaba tener que trabajar con tanto calor, apretó el traje en varios puntos y este bajo hasta el ombligo, era demasiado apretado insinuando las curvas de su cuerpo, nunca había sudado tanto, en parte era lógico, al ajustarse también podía moverse con toda comodidad, aun así siempre solía ponerse una larga bata blanca que casi llegaba al suelo para no sentirse tan desnuda aunque ahora no la llevaba por el calor y por estar sola, el traje le cubría desde los pies con unas gruesas botas hasta su cuello aunque ahora dejaba ver parte de un generoso escote, cuando era humana no tenia tanto... bebió un poco del liquido rojizo de su botella de color azul, el estropear el sistema de aire acondicionado había sido una mala idea, hacía demasiado calor, si lo hizo fue para poder trabajar sin que el capitán estuviera cada dos por tres molestando y no estaba totalmente segura de que él se fuera acordar, le estaba muy agradecida, después del accidente donde Jimt terminara teniendo aquella horrible enfermedad y ella…aquel cambio tan repentino…aquella melena larga y aquellos ojos castaños grandes, su cuerpo había crecido un poco y se había vuelto más esbelta y bueno… cuando vivía pasando hambre nunca le había gustado su cuerpo tan esquelético y su pelo casi canoso pero ahora…el problema es que su cuerpo solía gustar demasiado a los demás. Volvió a suspirar y a beber un poco más de la botella, termino por quitarse el traje de aleación de nuick, lo doblo y lo apoyo encima de la cama, se reclino sobre la cama, recogió el soldador, se puso unas gafas para que le cubrían los ojos y gran parte del alrededor, fue con cuidado soldando cables sobre el panel, de vez en cuando revisaba los planos, bebió un sorbo y continuo con el trabajo. Sonó un timbre, Wül giro la cabeza, en un monitor parpadeaban las letras rojas Capitán L.G.S, se levanto y con unos largos dedos fue presionando la pantalla, apareció una cara alargada de unos ojos verdes esmeralda que miraban impacientes, ella volvió a la tarea y siguió con su trabajo.
-¿Qué quiere capitán?
-¿Por qué no te veo?
-Se ha vuelto a estropear el aire acondicionado capi, estoy algo liada trabajando con el traje para Jimt así que si no es importante…
-¿Qué tiene que ver que el aire este estropeado para que no te pueda ver? Soy tu capitán, tengo que saber lo que hacen mis subordinados en cada momento-Le interrumpió-Conecte la cámara.
Wül pego un largo trago a la botella y se levanto, se acerco todo lo que pudo a la cámara, con una mano y el brazo se tapo los pechos con algo de dificultad y con la otra mano la puso entre sus piernas, pulso como pudo la pantalla sin dejar de cubrirse, el capitán pudo ver el cuerpo desnudo de la medico de la nave Wül Miccaella Exlü, ella miraba al suelo avergonzada, tapándose como medianamente podía, él retiro la cabeza para mirar al suelo.
-¿Pero por qué esta desnuda?
-Le envié un correo a su ordenador personal informándole sobre la avería del aire y me dijo que Jimt no podía arreglarlo por el momento-En la voz se le notaba vergüenza-Por eso me he quitado el traje.
-Quite la cámara-Wül apretó con sus delgados dedos a la pantalla y el capitán dejo de verla, Wül se sintió algo aliviada-Solo quería que supiera que vamos a dar un salto, esté preparada para cuando se le avise.
-Pero aun no termine el traje para Jimt y solo me queda ensamblar las últimas piezas.
-No podemos esperar, vamos demasiados atrasados.
-Pero este traje evitara que el cuerpo de Jimt deje de corromperse, es importante darle autoridad máxima.
-Si no llegamos a tiempo se nos pagara la mitad por el pedido.
-Pero señor como médico de la nave debo preocuparme porque todos los habitantes de la nave estén sanos y el señor Jeremía Israel Müriel Trip se esta descomponiendo a cada día y cada vez de forma más rápida.
-Lo sé, acabo de estar con él pero Jimt podrá aguantara un día más sin el traje.
-Pero señor…
El capitán pulso varias veces la pantalla y esta se volvió negra, Wül suspiro, pego un trago a la de sangre sintética, detestaba tener que beber la sangre desde que cambio…